Semana de Mayo
Desarrollo de la semana
•Viernes 18:
Llegan al Río de la Plata las primeras noticias sobre la caída de la Junta Central de Sevilla (ocurrida en febrero de 1810), a manos del ejército francés.

Periódicos ingleses alertan a la región, y el Virrey Cisneros debió dar a conocer los acontecimientos al pueblo a través de una proclama, aconsejando tranquilidad y obediencia a las autoridades españolas.

A partir de allí, los acontecimientos se precipitarán, comenzando los vecinos de la ciudad de Buenos Aires a cuestionar la autoridad del virrey.

•Sábado 19:
Cornelio Saavedra, jefe del regimiento de patricios, y Manuel Belgrano, reconocido abogado, se entrevistaron con el virrey, manifestándole la necesidad de convocar a un Cabildo Abierto “al que concurriese el pueblo a deliberar y resolver sobre su suerte”

•Domingo 20:
Ante la falta de iniciativa y poca decisión del virrey, los criollos siguen insistiendo con la necesidad de convocar a un Cabildo Abierto cuanto antes. Finalmente, Cisneros accede a realizar la convocatoria, pero no de tan buena gana.

•Lunes 21:
Los vecinos de Buenos Aires se reunieron en la Plaza Mayor para aceptar la solicitud del Cabildo Abierto. Se comunicó al pueblo que la sesión pública sería el día 22 de mayo, de la cual podrían participar representantes de la administración eclesiástica, civil y militar.

•Martes 22:
Se reunió el Cabildo Abierto. Dentro del mismo surgen posturas enfrentadas entre criollos y peninsulares sobre en quién debía recaer la autoridad del virreinato. Los criollos se negaban a aceptar la autoridad del virrey, manifestando la acefalia del gobierno español a partir de la caída de la Junta Central de Sevilla; pero los españoles se negaban a cuestionar la caducidad del virrey en sus funciones.

Finalmente, luego de acalorados debates, se procedió a votar, pero por lo extenso de la jornada, se dejó el escrutinio de los votos para el día siguiente.

•Miércoles 23:
Por la mañana se realizó el recuento de votos, que dio por resultado la destitución del virrey Cisneros. Se pedía también la constitución de una Junta provisional que fuese elegida por el pueblo.

Si bien los revolucionaros habían triunfado en un principio, la diversidad de sus opiniones les jugó en contra, siendo ésta situación aprovechada por los sectores peninsulares que defendían la figura del virrey.

De este modo, los regidores decidieron nombrar, sin ningún tipo de consulta previa, una Junta provisional, la cual sería presidida por el mismo Cisneros.

•Jueves 24:
El pueblo se impacienta cada vez más al observar que el virrey se resiste a dejar su cargo en manos del pueblo.

Luego de un día agitado, plagado de reuniones y diversos tipos de acuerdos, los revolucionarios se dirigieron por la noche a la casa de Cisneros, comunicándole que el poder volvería nuevamente al Cabildo, y que el día 25 de mayo se presentarían los nombres de quienes integrarían la nueva Junta de gobierno.

•Viernes 25:
Desde el amanecer, los patriotas se trasladaron a la Plaza mayor. Los cabildantes, en su mayoría españoles, le negaban la renuncia a Cisneros, pero los patriotas seguían exigiéndola, manifestando a los cabildantes, desde la plaza, “que el pueblo quería saber de qué se trataba”.

Finalmente, los cabildantes cedieron ante la presión y los pedidos de los patriotas, pidiendo antes la ratificación del mismo pueblo congregado aun en la plaza, a pesar de la lluvia.

De este modo, se reconoció la autoridad de la Junta revolucionaria, la cual se conformó de la siguiente manera:

Presidente y Comandante en Armas:Cornelio Saavedra
Secretarios: Mariano Moreno, Juan José Paso
Vocales: Manuel Belgrano, Pbro. Manuel Alberti, Miguel de Azcuénaga, Juan José Castelli, Domingo Matheu y Juan Larrea

Los miembros de la Junta juraron sobre los Santos Evangelios “desempeñar legalmente el cargo, conservar íntegra esta parte de América para el reino de España y guardar puntualmente las leyes” buscando afianzar la tranquilidad y el bienestar general del pueblo.
Vínculo: .
Fecha: 25/05/1810
2010 - inicio